7/8/15

¿Donde está Raoul Cedras?

Raoul Cedras es uno de los tantos militares de este continente que ha gobernado su pais inconstitucionalmente o a la sombra y ha dejado, en un breve período, en este cado tres años (1991-1994) miles de víctimas; el derrocamiento de Jean Bertrand Aristide por su jefe de las Fuerzas Armadas fue un hecho que conmocionó a la comunidad haitiana dispersa por todo el mundo (dispersada por otras tragedias similares como el gobierno de Papa Doc y Baby Doc) disparando protestas en varios paises.
Como en otras ocasiones Estados Unidos intervino en la pequeña isla franco-americo-africana, se rumora de un pago jugoso por la salida de Cedras del poder y el regreso de Aristide; a la sazón el militar había hecho designar presidentes interinos hasta supuestas nuevas elecciones; a la luz internacional el poderoso vecino dle norte implementaba su más conocido recueso, el embargo económico y amenazaba con la intervención militar, el expresidente norteamericano Jimmy Carter se encargó de la mediación.
Cedras salió finalmente para Panamá; se rumora de su presencia en Haiti, muchos años después, previo a las útimas elecciones, cómo también se supo del regreso de Baby Doc quien muriera poco más adelante; sin embargo el paradero exacto de este Teniente Coronel retirado es desconocido pues ha optado sabiamente por apartarse de la vida pública y asi cumplirá 66 años de edad mañana Julio 9.

Para finalizar paso aquí una entrevista hecha a este personaje en 1993 en medio del conflicto, esta fue publicada a su vez hace un año en el portal de "El Sol de Puebla" conglomerado de órganos de prensa mexicanos.

General, en realidad, ¿qué tan grave se torna la situación a Haití tras la aplicación del embargo?, y en su opinión, ¿cuándo podrán salir adelante?
... hemos podido sobrevivir veinte meses, pero debes tomar en cuenta que el petróleo alimenta la energía doméstica y municipal, mantiene en funcionamiento nuestras pocas fábricas de transformación, que aseguran el movimiento de los habitantes a través de las ciudades y de todo el territorio. Esta semana, en particular, la gravedad de la situación se acentúa a causa de la imposición de las sanciones previstas que alcanzan productos esenciales para la vida de cualquier grupo de seres humanos. Este país, que todos nosotros amamos, morirá si no trabajamos la tierra para tener de nuevo víveres, para que por fin todos en el campo y la ciudad nos beneficiemos de las ventajas de la tecnología, de la infraestructura energética, sanitaria, de carreteras, y para que el conocimiento cruce todas las puertas. No hablaré más sobre la justicia de una medida tal que no encuentra su justificación ni en la Carta de las Naciones Unidas, ni en el ambiente político actual del país. Es justo notar que, a pesar de la dimisión del primer ministro, hace aproximadamente un mes, el país vive casi normalmente, a excepción del embargo.
General, en 1991 usted derrocó al presidente Aristide, ¿no cree que pasó mucho tiempo hasta ahora para llegar a un acuerdo final?
Sí, desde hace veinte meses los hermanos haitianos se enfrentan en palabras y en actos, a través del mundo. En el extranjero toman en cuenta únicamente sus intereses, y amplifican estas luchas logrando generalizar la división, el odio, la intolerancia; la mayoría de los haitianos todavía no aceptan o se niegan a reconocer la debilidad de todo poder terrestre, la fluidez de la riqueza y el hecho de que el país esté al borde del abismo. Por todo esto decidí, por propia voluntad, salir impulsado por una sola fuerza: el amor que tengo por mi esposa, mis hijos, mis hermanos, mi familia, y que dejo en manos de cada haitiano;  incluso publiqué un mensaje al pueblo haitiano, explicándoles todo esto.
Salí de mi país con la intención de decir a todos los que encontrara que dejen de destruir a esta nación, me decidí a encontrar al padre Aristide para decirle que ni él ni yo somos eternos, solo Dios es el juez en su inconmensurable bondad, que nos permite afirmar que Haití no morirá; Dios es muy poderoso.

No comments:

Post a Comment